El que vino con la música: Sufjan Stevens

Sufjan es un tronco donde prosperan con libertad los espíritus que guarda en él. Sus canciones al igual que las ramas de los árboles se extienden y desenvuelven sin obedecer  a nada ni a nadie, ni siquiera a la base misma que es Sufjan, crecen con la necesidad de hacerse libres, de subir y modelarse en el espacio hasta que las fuerzas y la paz del sitio encontrado les detenga guardando en el proceso una forma natural. La energía con la que se alimentan estos espíritus es la emotividad de Sufjan. No hay intenciones de engañar, aparentar o disimular algo, es un flujo sincero de emociones vuelto música; de buenas a primeras su voz es como escuchar la tranquilidad con que transcurre un rio.

Enjoy your rabbit es una galaxia electrónica inspirada en el zodiaco chino en donde la génesis de cada planeta o la invocación sonora de cada animal o la misma creación del animal en la melodía –o ninguna de estas tres, defínelo como prefieras- merece una inmersión profunda en el lago subterráneo de sonidos que integra este álbum.

“Year of the tiger” es una canción en la que me he perdido con alegría tantas veces. (No hay video, Close your eyes and listen like Piazzolla said)

Mundos diferentes se encuentran en rolas como Year of the Snake o Year of the Dragon

Sufjan no se puede reducir al género electrónico. A sun came! ,Illinois, The Avalanche por mencionar algunos traen un contenido diferente y yo, adoro esta pieza [:

Anuncios