A Quai – Yann Tiersen

Esta melodía es una bicicleta en pleno vuelo, un pedaleo incesante a no importa donde –el  título de la melodía hace referencia a un muelle de carga: ¡A Quai! – ¡Al muelle!- el juego consiste en seguir volando. Son los dedos apretados en el manillar, el camino cuesta arriba para impulsar el disparo cuesta abajo, es la ruleta del aire en las ruedas, es la velocidad en los radios que parecen los ojos fijos de un gato, es el abrazo, el asir de las manos sobre la playera, el pecho sobre la espalda, es el rescate y la fuga inmediata, es el ardor en las piernas, el costo del escape.

Al final de “Amélie”  los personajes pasean sin rumbo sobre un vespa, siempre imaginé que era más exacto una bicicleta o preferí la imagen de una bicicleta.

Anuncios