Desorden del sueño

Por las noches, a ciegas, busco tu beso o tu boca. -O, al menos, el fingimiento de unir los labios como lo hacen los dormidos.

Anuncios